miércoles, 29 de marzo de 2017

6A: Paro activo, piquetes y plan de lucha para seguir


Declaración de la CPS Rompiendo Cadenas

Debieron pasar 16 meses de iniciada la gestión macrista para que la cúpula de la CGT se decidiera a convocar a un Paro General, que se concretará el próximo jueves 6 de abril, como resultado directo de la enorme presión de las bases obreras, manifestada sobre todo en la multitudinaria movilización del 7 de marzo, donde el triunvirato debió escaparse de su propio acto y perdió hasta el atril en la huida.

Mientras tanto, en este año y medio se produjeron numerosos cierres de fábricas; más de 200.000 despidos en los sectores público y privado y miles de suspensiones en la industria; nuestros salarios perdieron por goleada frente a la inflación, y los tarifazos de los servicios públicos le dieron otro mazazo a nuestros golpeados bolsillos. A su vez, las iniciativas patronales de flexibilización laboral empiezan a materializarse poco a poco en distintos sectores, y dejan en claro que el gobierno y empresarios se proponen barrer con nuestros derechos y convenios colectivos.

Es decir, estamos ante un Paro que llega tarde, que la conducción de la CGT convocó contra su voluntad y que ahora, ante el hecho inexorable de su concreción, pretende reducir a una jornada “matera” y “dominguera”, para transformarla en una medida de descompresión del malestar popular y, en consecuencia, inofensiva para el gobierno de Cambiemos.

Ganar las calles, protagonizar el paro

Los sectores de lucha y antiburocráticos del movimiento obrero tenemos que pelear para que la jornada del 6A  se convierta en todo lo contrario a lo que proyecta el desprestigiado triunvirato cegetista.

Necesitamos un Paro General que nos fortalezca como clase y que contribuya al triunfo de las luchas en curso, para lo cual se requiere un verdadero plan de lucha que garantice la continuidad de las medidas y evite las acciones aisladas sin perspectiva de acumulación.

El Paro General debe ser una palanca que impulse la lucha obrera y popular –por ejemplo, la de las y los trabajadores de la educación que están protagonizando un histórico conflicto- y proyecte a niveles superiores la movilización del conjunto de nuestro pueblo frente a las políticas de ajuste del macrismo y los gobernadores.

Por estas razones, desde la CPS Rompiendo Cadenas llamamos a que el próximo 6 de abril los trabajadores y trabajadoras ganemos las calles y hagamos del Paro General una demostración de fuerza de nuestra clase, no sólo al paralizar por completo todas las ramas de actividad, sino también demostrando a través de la movilización callejera nuestra voluntad de lucha y decisión de poner un claro freno a las políticas de ajustes del gobierno de los CEO´s.

Con ese fin, proponemos coordinar acciones comunes de lucha durante esa jornada con todos aquellos compañeros y compañeras que coincidan con este planteo y que sean protagonizadas por las más reconocidas experiencias de organización y combatividad de la clase trabajadora y de aquellos sectores en lucha con conflictos abiertos, en articulación con las distintas corrientes políticas y sindicales de la clase trabajadora.  

Desde las bases, por la derrota del ajuste macrista

Durante marzo, nuestro pueblo ha protagonizado enormes jornadas de movilización y lucha, que evidencian la disposición de pelea y resistencia que existe en nuestro pueblo trabajador.

El 6 casi 100.000 trabajadores/as de la educación dejaron en claro que la lucha por salario y en defensa de la educación pública va en serio; el 7 cientos de miles de trabajadores/as exigieron Paro General YA y arrinconaron política y físicamente a la conducción de la CGT; el 8, el movimiento de mujeres, con su Paro Internacional, protagonizó una nueva y multitudinaria jornada de lucha en numerosas ciudades del país y en CABA reventó la Plaza de Mayo. El 14 y 15 de marzo fue el turno de las organizaciones sociales, territoriales y de los/as trabajadores/as precarizados/as y de la economía popular que exigieron que el gobierno nacional cumpla con los compromisos asumidos en la Ley de Emergencia Social. El 22 de marzo la multitudinaria Marcha Federal educativa volvió a mostrar la fuerza del conflicto docente, y este 24 de Marzo, frente a la política “negacionista” del Gobierno de Cambiemos, cientos de miles manifestaron su bronca, diciendo que “Son 30.000” y “Fue Genocidio”.

El mes cierra este 30 de marzo con movilizaciones en todo el país y una marcha central a Plaza de Mayo convocadas por las conducciones de las CTA de Yasky y Micheli y en las que -pese a nuestras discrepancias con las motivaciones “de aparato” y objetivos políticos de sus organizadores-, llamamos a participar para que el conflicto docente (clave para el resto de las futuras peleas paritarias) pueda tener un nuevo escenario de movilización masiva para el triunfo de sus reclamos.

En este sentido, desde la CPS Rompiendo Cadenas ratificamos nuestra orientación de impulsar la más amplia unidad de acción para la lucha con todos aquellos que salgan a la calle a enfrentar el ajuste, haciéndolo con identidad y perfil propio y defendiendo a brazo partido una política de independencia de clase a favor de una genuina salida obrera y popular a la crisis.

La delimitación de las conducciones burocráticas no puede hacerse al precio de aislarnos de los procesos reales de lucha en nuestros sectores y sindicatos, porque cuando eso se produce lo que se logra no es la “diferenciación” de las direcciones entreguistas del movimiento obrero, sino una auto-marginación de las propias bases obreras a las que tenemos que interpelar con nuestra práctica político-sindical y programa de lucha.

El 6 de abril tenemos una gran posibilidad para que los trabajadores y trabajadoras protagonicemos una enorme jornada de lucha, que le deje en claro al gobierno nacional y a los gobiernos provinciales que la clase trabajadora enfrenta el ajuste con todas sus fuerzas.

El 6 de abril, ¡vamos por un Paro activo, con piquetes y un plan de lucha para seguir la pelea!
- ¡Basta de despidos y suspensiones!
- ¡Por paritarias libres y sin techo! ¡Por Salario mínimo, vital y móvil!
- ¡Basta de precarización laboral!
- ¡Abajo la reforma laboral flexibizadora!

Leer más

miércoles, 1 de marzo de 2017

Declaración – Mesa Nacional de Rompiendo Cadenas 25/02/2017

Frente al ajuste de los de arriba, militemos desde abajo por un
PARO GENERAL

El sábado 25/2 tuvo lugar en CABA una nueva Mesa Nacional de la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas.
Abordamos la discusión sobre la intervención política en los próximos meses, que tendrá por tareas fundamentales continuar la lucha contra los planes de ajuste que impulsa el Gobierno Nacional de Mauricio Macri, con las conducciones sindicales burocráticas actuando para intentar mantener la gobernabilidad a pesar de los ataques a nuestra clase, y en el marco de una crisis mundial que permanece abierta y nuevas condiciones políticas internacionales tras la asunción del magnate reaccionario Donald Trump en Estados Unidos.
Uno de los objetivos de este gobierno es la reconfiguración del proceso de trabajo, para relanzar la acumulación local de capital, implicando tanto la flexibilización de nuestras condiciones de contrato, la negociación colectiva por empresa, la reforma del régimen de las ART, y otras medidas totalmente antiobreras (como el tarifazo, el intento de baja de jubilaciones, o el cierre de programas sociales). Además, estos cambios incluyen beneficios especiales al empresariado, con reformas impositivas (aun por profundizarse), una ofensiva reaccionaria en términos ideológicos y un reforzamiento del aparato represivo.
Sin embargo, las condiciones políticas para ir a fondo con este plan no están dadas aun. Y se suman al descontento los manifiestos intentos de Macri para beneficiar sus negocios familiares (como en el caso de la deuda condonada al Correo, o de Avianca). La próxima elección de medio término marcará sin dudas el escenario político, pero la resistencia de los sectores obreros y populares será determinante para retardar o impedir que dichas medidas se implementen.
Por eso, las próximas movilizaciones el 6, 7 y el 8 de marzo implican un punto fundamental para expresar en la calle el malestar social ante un panorama tan regresivo para nuestra clase, a pesar de los intentos de las direcciones sindicales burocráticas para garantizar la gobernabilidad y ser cómplices del ajuste. También son funcionales al ajuste las direcciones sindicales que sectariamente pretenden encolumnar la resistencia a este modelo bajo un proyecto político neo kirchnerista, en lugar de permitir procesos de unidad de acción elementales ante los tarifazos o despidos que tengan la fuerza para dar luchas masivas y ganar.

La pelea de la docencia, es una pelea de todos los trabajadores
La paritaria abierta de los docentes enfrentando una nueva oferta de salarios a la baja nos compromete a la lucha para que triunfe esa pelea testigo para todas las negociaciones salariales, después de un año donde nuestros salarios perdieron entre 5 y 10% de su poder adquisitivo. El 6 de marzo, además de parar y movilizar las y los docentes, también lo harán los trabajadores/as estatales, los docentes universitarios/as de la CONADU Histórica, la FESPROSA, y otros sectores. La dirigencia del conflicto docente en la provincia de Buenos Aires se encuentra además enfrentando en pocos meses las elecciones del sindicato, donde aspiramos a que la fuerte oposición Multicolor siga avanzando en sostener un modelo gremial alternativo y de lucha (también en las elecciones del SUTE en Mendoza, y la CTERA a nivel nacional). En un escenario de ajuste como el actual, y ante una ofensiva de clase desde arriba contra el derecho a huelga de los docentes (incluyendo un intento burdo de instalar por las redes social una oleada de “voluntarios” contra el paro), cobra mayor relevancia rodear de solidaridad a los trabajadores de la educación en lucha. Desde las diversas expresiones antiburocráticas referenciadas en nuestra corriente y desde diversas expresiones con las que compartimos frentes y luchas, se plantea la necesidad de medidas impulsadas desde abajo para construir un plan de lucha, un método que diferencia al sindicalismo antiburocrático de las actuales conducciones de CTERA y SUTEBA provincial.

Cada vez más: sobran los motivos para el PARO GENERAL
El 7 de marzo la CGT convoca a una movilización de sus sindicatos industriales, ante la oleada de despidos, bajo la consigna “En defensa de la industria nacional”, buscando descomprimir el malestar que crece desde la base. Esquivan con esta convocatoria el llamado a un paro general que se necesita YA para enfrentar los despidos, pero no podrán evitar que movilicen también muchísimos otros sectores en consonancia con la necesidad de ponerle un fin a los despidos, las suspensiones, los tarifazos y las paritarias a la baja. Además plantean unificar esa lucha con sectores empresariales y hasta con los partidos del régimen que avalan el ajuste, como distintas expresiones del PJ y la UCR. Este armado insiste con proponer salidas de (imposible) conciliación de clases y desconoce el rol que las patronales han tenido en la crisis actual. Una salida de fondo a los problemas del país requiere la acción decidida de la clase trabajadora, construyendo un proyecto propio en lugar de alimentar los que dirige la burguesía y fracasan sistemáticamente hace décadas (sea en sus versiones liberales, o más orientadas al mercado interno).

8M: las mujeres trabajadoras ganaremos las calles
Una mención especial merece el paro internacional de mujeres del 8 de marzo (#8M), en el marco de un movimiento de mujeres que lleva décadas de organización y luchas callejeras en nuestro país atravesando en la actualidad un salto en la masividad de participación y conciencia ante los cotidianos ataques del patriarcado a las mujeres e identidades disidentes, lesbianas travestis y trans. 
Las calles son el escenario de disputa contra la violencia machista y el espacio donde las mujeres trabajadoras hemos construido medidas comunes que visibilicen nuestras opresiones que incluyeron paro y ruidazos en los lugares de trabajo por fuera de las estructuras sindicales el pasado 19 de octubre.
Las mujeres trabajadoras hacemos nuestros los reclamos del conjunto de nuestra clase pero alertamos que seguimos siendo nosotras las más precarizadas, las más explotadas y las asesinadas: solo en dos meses de 2017, se registraron en nuestro país 1 femicidio cada 19 horas.
Estamos hartas que nuestros cuerpos sean territorios de conquista del heteropatriarcado que nos condena también a la ilegalidad del aborto clandestino. Seguimos exigiendo cobrar igual salario por igual tarea y no un 30% menos que los varones como todavía sucede, exigimos jardines materno-paternales y lactarios en los lugares de trabajo y en los barrios, extensión de la licencia por maternidad y pago del aguinaldo sobre las mismas y la implementación efectiva de licencias por violencia de género en todos los lugares de trabajo y la implementación del cupo laboral trans.
También decimos basta frente al acoso laboral y callejero y a toda forma y tipo de violencias sobre nosotras por el solo hecho de ser mujeres, lesbianas, travestis y trans. Queremos que termine la discriminación a las migrantes y la terrible explotación que sufrimos en talleres y trabajos clandestinos esclavizados.
Es tiempo que los varones cuestionen sus privilegios para desligarse de las tareas domésticas y de cuidado que siguen recayendo en las mujeres e impiden que podamos seguir desarrollándonos en nuestras tareas gremiales ocupando espacios de dirección sindicales. Destacamos que en la CGT sólo una mujer ocupa un lugar en su secretariado y aún en aquellos gremios de mano de obra feminizada como la docencia, textil o alimenticia, solo por mencionar algunas, las mujeres seguimos sin acceder a cargos directivos aunque seamos mayoritariamente delegadas y activistas de base en nuestros lugares de trabajo. Desde esos lugares de poder, esos varones siguen esquivando la convocatoria al Paro que si lanzamos desde el movimiento de mujeres. Vale también remarcar que se trata de un paro coordinado en más de 40 países, en una articulación internacional de medidas que no se veía desde el 15/02/2003 en las movilizaciones contra la guerra.
Estas solo son algunas de las expresiones de la doble explotación y opresión que sufrimos que en un contexto de ajuste como el actual empeora en las mujeres nuestras condiciones de vida. Convocamos a los compañeros a encontrarse entre ellos para problematizar y cuestionar sus privilegios. Por eso el 8M las mujeres paramos en los lugares de trabajo, seguimos convocando a asambleas para organizarnos y nos sumamos a las movilizaciones en todo el país.

Va creciendo nuestra Corriente Político Sindical
La reunión contó con la presencia de compañeros y compañeras de las ciudades de Tucumán, Mendoza, Córdoba, Neuquén, San Luis, Cipolletti, Bahía Blanca, Mar del Plata, Buenos Aires, La Plata y todo el conurbano bonaerense, activistas, delegados/as, del sector metalúrgico, estatal, docente (tanto de escuelas como universitarios), no docente, mensajería, prensa, investigación científica, cooperativista, de la economía popular, cerámico (Zanón), telefónico, y muchos otros. La propia composición continúa mostrando el avance de nuestra construcción sobre nuevas regionales y sectores de la clase. Nuevamente en este encuentro contamos con la colaboración de la Fundación Rosa Luxemburgo.
Además de la discusión sobre la coyuntura inmediata, acordamos darle nuevo impulso a distintas regionales bajo la convicción de la potencia de nuestra acción común. Relanzaremos nuestra plataforma de difusión web, para darle más alcance y regularidad a nuestros posicionamientos. Gestaremos un espacio de formación. Continuaremos con los encuentros periódicos en distintos puntos del país para fortalecer las construcciones locales.
El encuentro cerró con el saludo al avance de la lucha popular logrado con la detención del represor Cesar Milani, y los necesarios apoyos a todos los conflictos en curso, tanto a los compañeros trasladados/as en el CREU de Lomas de Zamora, a los despedidos en la Secretaría de Deportes del Min. de Educación nacional, a los trabajadores/as de Canale Lavallol, Atanor, la Textil Neuquén, los tareferos de la yerba mate de Misiones (que movilizan el 9/3 en Buenos Aires), del laboratorio Roux Ocefa, al compañero despedido de la línea 41, y por supuesto con el gran conflicto de AGR-Clarín que es una muestra importante de la avanzada del Gobierno y las empresas (en este caso una de las principales del país) por la flexibilización laboral.

Frente al ajuste, los tarifazos, los despidos y el techo salarial;
Contra la flexibilización laboral y en defensa de nuestras condiciones de trabajo.
PARO GENERAL YA
-             Basta de despidos y suspensiones
-             Pase a planta, por el fin de la precarización y tercerización
-             Por salario mínimo igual a la canasta básica
-             ¡Ni Una Menos! ¡Vivas nos queremos! Libertad para Higui
-             Por lactarios y jardines materno paternales en los lugares de trabajo y en los barrios, licencias por maternidad y paternidad, por violencia de género, y cupo laboral trans. Aborto legal, seguro y gratuito.
-             Implementación inmediata de la “Ley de Emergencia Social”, Democratización del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social, paritarias ya para este sector.
-             Aumento y la ampliación de todos los Programas de Empleo
-             Por el triunfo de los trabajadores/as de AGR-Clarin, Canale Lavallol, Textil Neuquén, Roux Ocefa, Sec. de Deportes, CREU de Lomas de Zamora, tareferos y todas las luchas.

Leer más